Cicatrices emocionales

10.02.2020

Las cicatrices emocionales pueden no ser solo las cicatrices invisibles que muchas personas suelen descartar fácilmente. Se han realizado investigaciones que afirman que estas cicatrices emocionales, específicamente el trauma infantil, en realidad pueden conducir a "cicatrices físicas" en nuestra genética y biología. Estas cicatrices genéticas crean una mayor probabilidad de depresión, ansiedad, trastornos del estado de ánimo y abuso de sustancias más adelante en la vida, si se dejan sin tratamiento (De Bellis y Zisk, 2014; Hovens, Giltay, van Hemert y Penninx, 2017).

¿Qué son las cicatrices emocionales?

¿A veces tienes reacciones exageradas ante situaciones que no puedes explicar? ¿Eres incapaz de estar solo con tus pensamientos durante largos períodos de tiempo? En caso afirmativo, es posible que sufra algunas cicatrices emocionales subyacentes. Una cicatriz emocional es una experiencia emocionalmente traumática del pasado que aún no se ha tratado de manera adecuada.

Muchas veces, las heridas emocionales pueden ser de experiencias recientes. Un ejemplo de esto podría ser descubrir que tu pareja a largo plazo te ha estado engañando. Además, puede ser de una experiencia negativa enterrada en lo profundo de su infancia. Muchas veces, estas cicatrices emocionales se remontan a traumas infantiles, abuso, abuso sexual, violencia o acoso escolar. Es común que la mayoría de las personas tengan algún nivel de cicatrices emocionales a lo largo de su vida. Este artículo lo ayudará a identificar los síntomas de las cicatrices emocionales y le ofrecerá 5 estrategias sobre cómo puede manejarlos.

1. Reconoce y reconoce tus cicatrices emocionales

La gente siempre dice que el primer paso para la curación es admitir que tienes un problema. Esto también se aplica a las heridas emocionales también. En otras palabras, es esencial para la curación.primero admitir que se trata de algo emocional que debería abordarse. Hay varias formas de identificar qué es lo que debe abordarse.

Presta atención a tus comportamientos

Nuestras acciones y comportamientos son a menudo indicadores de lo que podemos estar tratando debajo de la superficie. Por ejemplo, un individuo con cicatrices emocionales de una relación pasada abusiva o infiel puede experimentar desconfianza en nuevos conocidos . Esto es especialmente cierto si existe la posibilidad de romance. Es debido a la experiencia aprendida de alguien que los lastima después de confiar en esa persona que les impide confiar en nuevas personas. Por cierto, la cicatriz emocional de esa desconfianza no solo causa desconfianza en los demás, sino también numerosos otros efectos.

Para enumerar más, otro indicador de comportamiento de las cicatrices emocionales son los temores de abandono que uno puede identificar en función de su necesidad de la seguridad constante de sus seres queridos. Además, sentirse emocionalmente insensible es otro ejemplo. Este puede ser el intento de tu mente de no lidiar con el problema en ese momento. Por último, experimentar flashbacks también es un ejemplo de este tipo de comportamiento.

Hágase preguntas sobre esos comportamientos

Esta parte, aunque desafiante, es esencial para identificar la causa de sus comportamientos y, en última instancia, sus cicatrices emocionales. Para alguien que experimenta flashbacks, puede ser más fácil para esa persona identificar la causa raíz de sus heridas emocionales. Por otro lado, si alguien está lidiando con problemas de ira, por ejemplo, la raíz puede ser más difícil de identificar. En esta situación, hacer preguntas es clave. ¿Por qué rompí con esa tienda simplemente porque ella dejó caer mi bolso? Una pregunta simple como esta lleva a preguntas más profundas que uno puede hacer, tales como: ¿Por qué me enojo tan fácilmente? ¿Por qué a veces es difícil lidiar con mi ira de manera adecuada? Estas preguntas iluminan el tema subyacente: la ira. Una vez que identifica el problema subyacente, puede trabajar para descubrir la raíz detrás de ese comportamiento.

Intente asignar una causa raíz para estos comportamientos

Del mismo modo, este paso implica pasar un tiempo con sus pensamientos. Es imprescindible hacerse preguntas para descubrir la causa subyacente de estos comportamientos. Continuando con la ira como el comportamiento, un ejemplo de la pregunta esencial que debería hacerse sería: ¿Cuál es el evento o experiencia en mi vida que condujo al desarrollo de mis problemas de ira? En este punto, si golpeas una pared en este paso, puede ser beneficioso hablar con un amigo, un familiar o incluso un profesional.

2. Hable con alguien sobre sus cicatrices emocionales

Comenzar la conversación sobre las cicatrices emocionales que enfrenta es una tarea desalentadora y aterradora. Sin embargo, una vez que comience la conversación, el proceso será más fácil. La importancia de hablar sobre las heridas emocionales no se puede enfatizar lo suficiente. Hay muchas otras formas en que puede ayudar a sus heridas emocionales, sin embargo, hablar sobre sus cicatrices emocionales es el aspecto más importante del proceso de curación.

Hable con un amigo de confianza o un familiar acerca de sus heridas emocionales

En primer lugar, comienza hablando con alguien en quien confíes por completo. Por ejemplo, puede ser un amigo cercano, un padre, un hermano o un compañero de cuarto. El criterio importante a tener en cuenta es que te sientes seguro y cómodo con esta persona . Trabajar a través de cicatrices emocionales puede tomar múltiples conversaciones y, en algunos casos, con diferentes personas. Puede no sentirse cómodo al principio, o nunca. Sin embargo, hablar sobre estas cosas le permite a su mente trabajar en ellas de manera beneficiosa. En otras palabras, en lugar de tratar de organizar tus pensamientos dentro de tu cerebro , puedes hablar en voz alta con los demás.

Considere consultar a un profesional sobre sus cicatrices emocionales

No es mentira que el viaje de trabajar a través de cicatrices emocionales sea difícil. Ver a un profesional de salud mental con licencia puede ser útil para tener una guía a través de este proceso. Además, pueden proporcionar una nueva perspectiva sobre sus circunstancias. El asesoramiento no solo puede beneficiar la autoestima , las formas de lidiar con las emociones y la perspectiva general de la vida, sino que un consejero también enseñará a las personas habilidades de comunicación para transmitir sus emociones y habilidades de comunicación con uno mismo. Sobre todo, esta habilidad es importante para realizar un seguimiento de las emociones y comportamientos de uno, que es esencial para tratar las heridas emocionales.

3. Explore actividades enriquecedoras para curar cicatrices emocionales

La meditación ayuda a sanar cicatrices emocionales

Una vez que se ha establecido una buena comunicación sobre sus cicatrices emocionales, es importante que se involucren en actividades que consuelen y sanen la mente. Por ejemplo, una de estas actividades es la meditación. La meditación es una herramienta excepcionalmente útil que se puede utilizar durante toda la vida y por cualquier motivo, especialmente al hacer frente a las heridas emocionales. Lo más importante, la clave para la meditación es poder calmar tu mente y tu cuerpo para permitirte ser vulnerable . La vulnerabilidad asusta a muchas personas porque lo ven como perder el control. En cierto sentido, ser vulnerable es dejar ir el control. Sin embargo, en un ambiente seguro y tranquilo, entrar en contacto con la vulnerabilidad mientras medita es una experiencia poderosa y puede ayudar a curar las cicatrices emocionales.

¡Prueba el yoga!

Similar a la meditación, el yoga ofrece la experiencia de calmar la mente y el cuerpo y aumentar esa comunicación dentro de uno mismo. Además, el yoga ofrece más que solo una serie de estiramientos; Permite a las personas enfrentar el mundo con una nueva perspectiva y una nueva mentalidad. Las posturas y el aspecto de la meditación del yoga son extremadamente valiosos. Sin embargo, uno de los beneficios más importantes es que reserva ese tiempo en su colchoneta de yoga. Muchas veces, las personas con cicatrices emocionales tienen problemas para reservar tiempo para sí mismas. Esto puede deberse a que equivale al tiempo que pasan con sus pensamientos y sentimientos que a menudo intentan evitar. No hay emociones que eviten en el yoga. En cambio, el yoga permite a las personas enfrentar esas emociones con coraje y tranquilidad en un ambiente pacífico rodeado del apoyo de los demás.

Hay muchas actividades por ahí que ayudarán con las cicatrices emocionales

Esto puede incluir leer, tomar un café con un amigo, pasar tiempo en la naturaleza y muchos otros. Durante el proceso de curación de las cicatrices emocionales, es vital seguir viviendo y disfrutar de la vida. Las cicatrices emocionales que tienen en los individuos pueden hacer que las personas se pierdan en sus comportamientos o reacciones negativas. Por eso es importante que las personas establezcan actividades que sirvan de distracción. Además, estas actividades proporcionan algo a lo que aferrarse en momentos en que el viaje hacia la curación de las cicatrices emocionales parece demasiado difícil.

Para dar un ejemplo, la ansiedad es a menudo una forma en que las cicatrices emocionales se muestran en los individuos. Los estudios han demostrado que el senderismo ayuda a las personas con ansiedad. Por lo tanto, si a alguien que sufre de ansiedad le gusta caminar regularmente, esto puede ayudarlo. Durante los momentos de estrés, pueden imaginar la tranquilidad y la tranquilidad que sentían al caminar. Pueden aferrarse a eso como un recordatorio de que el ataque pasará pronto. Estas actividades actúan como una forma de mejorar a las personas al disminuir su velocidad. También les permiten estar abiertos a enfrentar sus pensamientos y emociones poco a poco en un entorno seguro.

4. Diario para ayudar a tus cicatrices emocionales

El registro en el diario le permite realizar un seguimiento de sus pensamientos. Como se mencionó anteriormente, esta es una parte extremadamente importante del proceso de curación de las cicatrices emocionales. El diario le permite a uno seguir sus emociones. Cuando se hace esto, los efectos de las experiencias negativas no pueden acumularse, lo que llevaría a cicatrices emocionales.

Rastree las emociones en un diario

Una forma de asegurarse de mantenerse al día con sus emociones es seguirlas en un diario. Por ejemplo, esto puede ser a través de un gráfico que tenga todos los días de la semana. También puede incluir expresiones faciales como triste, feliz, enojado, mixto, entumecido, etc. Además, también puede haber espacio para notas y elaboración. En la sección de notas y elaboración, puede hacer preguntas sobre cómo se siente o hacer conjeturas sobre esos sentimientos y sus comportamientos.

Mantenga una buena comunicación consigo mismo a través del diario

Además, las cicatrices emocionales se forman cuando las emociones negativas se acumulan y no se tratan. Al escribir en un diario, puede estar al tanto de sus emociones y no "quedarse atrás" en el procesamiento de experiencias negativas. Específicamente, la clave para un diario exitoso es ser honesto contigo mismo sobre cómo te sientes para poder lidiar con él de la mejor manera posible.

5. Sé paciente contigo mismo

Abrir las cicatrices emocionales para sanarlas es algo muy valiente que alguien puede hacer por sí mismo. Tomar la decisión de no ignorar estas heridas emocionales subyacentes y enfrentarlas es un proceso intimidante. Lo más importante que puede hacer durante este viaje es ser paciente y amoroso consigo mismo . Habrá días en que parezca que su progreso avanza un paso hacia adelante y dos hacia atrás. Si lidiar con las cicatrices emocionales fuera fácil, no se llamarían cicatrices emocionales. Debido a esto, es vital darse el beneficio de la duda en los días difíciles.

Específicamente, el amor propio y la amabilidad recorren un largo camino, especialmente cuando estás frustrado con tu progreso. Cuando esto suceda, reconozca el progreso que ha realizado y no descarte el éxito de tener ese progreso. Además, recuerde que este viaje es diferente para cada individuo. Si está luchando durante su proceso de curación de sus cicatrices emocionales, los recursos siempre están disponibles desde el principio. Los profesionales de la salud mental son una excelente ruta para encontrar a alguien con quien hablar. Además, recurrir a las otras estrategias mencionadas podría ser útil durante su viaje para liberarse de estas cicatrices.

Conclusión

Para terminar, las cicatrices emocionales afectan a la mayoría de las personas en algún momento de sus vidas. Estas cicatrices se forman a partir de una serie de cosas que incluyen trauma, abuso y experiencias emocionales negativas de cualquier tipo. Cuando un individuo descarta sus emociones sobre estos eventos de manera apropiada, pueden desarrollarse cicatrices emocionales.

Estas heridas emocionales se muestran en muchos aspectos de la vida. La mejor forma de identificar estas cicatrices emocionales es observar tu propio comportamiento. Ser capaz de utilizar las estrategias discutidas en este artículo es esencial para comenzar este proceso de curación. Para concluir, terminamos con la nota que debe destacarse más. Obtenga ayuda o aliente a otros a obtener la ayuda que necesitan. Desafortunadamente, es muy fácil descartar estas cicatrices y no tratarlas porque la gente no puede verlas físicamente. Sin embargo, estas cicatrices se hacen más anchas y profundas cuanto más tiempo las ignoramos